Tierras raras

China dominará la cadena de suministro de «elementos de tierras raras» durante otra década

Las economías occidentales seguirán dependiendo en gran medida de China para el refinado de los elementos de tierras raras (REE, por sus siglas en inglés) durante la próxima década, pero se espera que la dependencia para la extracción de los metales disminuya a medida que entren en funcionamiento nuevas minas en otras partes del mundo.

Las tierras raras son absolutamente esenciales para las energías verdes, como también son vitales para la transformación tecnológica que se está produciendo. Hay 17 REE: itrio y escandio, y los 15 elementos lantánidos (cerio, disprosio, erbio, europio, gadolinio, holmio, lantano, lutecio, neodimio, praseodimio, prometio, samario, terbio, tulio e iterbio).

Estos metales, con excepcionales propiedades magnéticas y conductoras, son componentes fundamentales de más de 200 productos en una amplia gama de aplicaciones, como teléfonos inteligentes, discos duros, vehículos híbridos y eléctricos, turbinas eólicas, paneles solares, monitores y televisores. Entre las aplicaciones de defensa más importantes se encuentran las pantallas electrónicas, los sistemas de guiado, láseres y sistemas de radar y sonar.

La demanda anual de tierras raras se duplicó hasta alcanzar las 125.000 toneladas métricas (t) en los 15 años anteriores a 2021 y se prevé que alcance las 315.000 t en 2030. Adamas Intelligence prevé que el valor del consumo mundial de óxidos de tierras raras magnéticos se triplicará, pasando de 15.100 millones de dólares en 2022 a 46.200 millones en 2035. Los óxidos de tierras raras son esenciales para muchas industrias por valor de billones de dólares.

Tierras raras
Producción minera de tierras raras en China | Gráfico: Investment Monitor

El desajuste entre la demanda y la oferta ya ha provocado un salto en los precios de los REE y podría empeorar en los próximos años, ya que la nueva oferta extraída no puede seguir el ritmo de la creciente demanda.

El costo de la aleación de PrNd, que constituye la mayor parte de los imanes de tierras raras, se ha disparado más de 30% desde enero de 2022 y se ha disparado 300% desde mayo de 2020, según TradingEconomics.com. El precio medio del óxido de neodimio era de unos 50 dólares por kilo (/kg) en 2020, 100 dólares/kg en 2021 y 160 dólares/kg en el primer trimestre de 2022.

También te puede interesar > Estudio del MIT: Los sistemas de almacenamiento de baterías se desplazan hacia elementos más abundantes que el litio

Dominio

La producción de tierras raras se enfrenta a dos problemas fundamentales. En primer lugar, todos los depósitos están mezclados, por lo que es difícil y caro para los procesadores separarlos y aprovechar sus propiedades individuales (y separar los más valiosos, como el terbio, de los de poco valor, como el lantano).

En segundo lugar, los REE están ligados en depósitos minerales con el elemento radiactivo de bajo nivel, el torio, cuya exposición se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y páncreas.

Durante tres décadas, el gobierno chino ha tenido una visión estratégica para la industria de las tierras raras, algo de lo que ha carecido Occidente, y ahora domina la cadena de suministro. En 2021, China representaba el 54% del suministro mundial de minas de REE, seguida de Norteamérica con el 18%, el resto de Asia con el 14%, Australia con el 12% y Europa con el 2%, según Roskill.

Tierras raras
Hegemonía de China en la producción mundial de tierras raras | Gráfico: Investment Monitor

Sin embargo, su dominio de la oferta minera mundial de neodimio es mayor, con un 62%. En 2021, China representaba el 85% del suministro mundial de REE refinados, seguida por el resto de Asia con un 13% y Europa con un 2%, según Roskill. En el caso del neodimio, suponía el 84% de su suministro refinado.

Además, China tiene una cuota de más del 90% de la producción mundial de productos y tecnologías derivados de las tierras raras, incluidos los imanes, según la consultora Tahuti Global.

En enero de 2022, China dijo que iba a crear una nueva empresa estatal, el Grupo de Tierras Raras de China, una megafirma que controlará del 60% al 70% de la producción de tierras raras del país, lo que supone el 30% al 40% del suministro mundial, y está introduciendo nuevas normas medioambientales para la industria, lo que podría limitar la oferta.

«Solo la adopción de los vehículos eléctricos requerirá 200.000 toneladas adicionales de tierras raras en los próximos diez años. Se necesita más producción minera y construir cadenas de suministro de tierras raras fuera de China, empezando por la capacidad de refinado. Occidente también necesita capacidad para fabricar metales de tierras raras, imanes de tierras raras y otros productos y tecnologías», indicó Luisa Moreno, presidenta de Defense Metals en una nota.

Si deseas acceder al reportaje de Investment Monitor, haz clic aquí

Publicaciones Similares