arena

Informe del PNUMA: No se pueden extraer 50.000 millones de toneladas de arena al año sin graves consecuencias

«Todos los países deberían ser conscientes de que su desarrollo está en juego si no cuidan mejor la arena, recurso común pero precioso que se encuentra en muchas de las playas del mundo y en nuestros mares», es una afirmación concluyente del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en un nuevo informe presentado a finales del mes pasado.

La investigación del PNUMA «Sand and Sustainability: 10 Strategic Recommendations to Avert a Crisis» (Arena y sostenibilidad: 10 recomendaciones estratégicas para evitar una crisis), deja claro que el mundo no puede seguir extrayendo 50.000 millones de toneladas de arena del suelo y del mar cada año sin graves consecuencias.

Después del agua, la arena es el recurso más utilizado a nivel mundial, con una extracción de 50.000 millones de toneladas de arena y grava al año que son suficientes para construir un muro de 27 metros de ancho y 27 metros de alto alrededor del planeta Tierra.

Dada nuestra dependencia de ella, la arena debe ser reconocida como un recurso estratégico y hay que replantearse su extracción y uso, según el nuevo informe.

«Nuestros recursos de arena no son infinitos, y tenemos que utilizarlos con prudencia», dijo Pascal Peduzzi, director de GRID-Ginebra en el PNUMA y coordinador del programa del informe.

«Para lograr un desarrollo sostenible, tenemos que cambiar drásticamente nuestra forma de producir, construir y consumir productos, infraestructuras y servicios. Si conseguimos controlar cómo gestionar el material sólido más extraído del mundo, podremos evitar una crisis y avanzar hacia una economía circular», añadió Peduzzi.

Arena
Foto: Unplash

Extracción con criterio

La extracción de arena de ríos y ecosistemas costeros o marinos puede provocar la erosión; la salinización de los acuíferos; la pérdida de protección contra las mareas de tempestad y el impacto en la biodiversidad, lo que supone una amenaza para medios de vida, como el suministro de agua, la producción de alimentos o la pesca, así como para la industria del turismo.

Según los autores del informe, la arena debe ser reconocida como algo más que un material de construcción, sino como un recurso estratégico con múltiples funciones en el medio ambiente, e insisten en que los gobiernos, industrias y consumidores deben fijar un precio que reconozca el verdadero valor social y medioambiental de la arena.

También recomienda prohibir la extracción de arena de las playas, ya que es crucial para la resistencia de la costa, el medio ambiente y la economía.

El informe señala también que mantener la arena en las costas puede ser la estrategia más rentable para la adaptación al clima porque protege contra las mareas de tempestad y la subida del nivel del mar.

Además, propone que se elabore una norma internacional sobre cómo se extrae la arena del medio marino, subrayando que podría suponer mejoras drásticas, ya que la mayor parte del dragado marino se realiza mediante concursos públicos, abiertos a empresas internacionales.

Arena
Planta de reciclaje | Foto: Asociación Mexicana de Reciclaje de Residuos de Construcción y Demolición S.C.

Nuevas acciones

Como elemento esencial en la producción de hormigón para infraestructuras vitales, la arena es fundamental para el desarrollo económico. También proporciona hábitats para la flora y la fauna, al tiempo que apoya la biodiversidad, incluidas las plantas marinas que actúan como sumideros de carbono o filtran el agua.

Prohibir el vertido de residuos minerales y fomentar la reutilización de la arena en los contratos públicos son algunas de las medidas políticas citadas que ayudarán a avanzar hacia una economía circular y virtuosa de la arena.

El informe también detalla que la roca triturada, la construcción reciclada, el material de demolición y la arena mineral de los residuos mineros son alternativas viables que deben ser incentivadas.

Por último, el informe recomienda que los recursos de arena sean cartografiados, controlados e informados, y que todos los que participen en las decisiones relacionadas con su gestión, permitan enfoques basados en el lugar y eviten soluciones únicas, subraya el documento.

Si deseas leer el informe «Sand and Sustainability: 10 Strategic Recommendations to Avert a Crisis«, haz clic aquí

Publicaciones Similares