Petroquímica

El complejo camino hacia una petroquímica sostenible

La creciente urgencia hacia la neutralidad y la transición energética está animando a las empresas a innovar aún más en la búsqueda de productos petroquímicos sostenibles de primera calidad, que a su vez, está impulsando un rápido crecimiento de la demanda de las materias primas para producirlos y dando lugar a un mercado cada vez más ajustado.

Según el reporte «Romper las barreras para acelerar la transición energética» (Breaking Barriers to Accelerate Energy Transition) realizado por S&P Global, las principales innovaciones son el reciclaje de plásticos químicos y los bioplásticos, que se refieren tanto a los plásticos fabricados con materias primas biológicas como a los plásticos biodegradables al final de su ciclo de vida.

Más de 7,8 millones de toneladas métricas al año (tm/año) de capacidad estaban certificadas para la producción de biopolímeros en todo el mundo a finales de 2021, según datos de la Certificación Internacional de Sostenibilidad y el Carbón (ISCC, por sus siglas en inglés) y se espera que más de 1,4 millones de tm/año de capacidad de reciclaje químico se ponga en marcha para 2025, según la investigación de S&P Global Commodity Insights.

Sin embargo, es una cifra que luce pequeña ante el tamaño global del mercado de los plásticos: la producción se estima en más de 300 millones de tm/año.

Según la Fundación Ellen MacArthur, promotora de la economía circular con sede en el Reino Unido, las empresas que representan el 20% de todos los envases de plástico producidos en el mundo se han comprometido a utilizar plástico reciclado y reciclable, y a reducir su dependencia de los plásticos vírgenes (derivados de combustibles fósiles).

Obstáculos clave

La disponibilidad inadecuada de materias primas es un obstáculo importante, ya sea el abastecimiento de residuos plásticos post-consumo, para el reciclaje mecánico o químico, o el abastecimiento de materias primas de primera, segunda o tercera generación para la producción de biopolímeros.

En el caso de los plásticos reciclados, significa navegar por complejos sistemas de recogida de residuos que no son uniformes ni en un mismo país, como también en el caso de los bioplásticos, donde las empresas petroquímicas tendrán que competir por la binafta, la principal materia prima, con mercados de mezcla de gasolina y la agricultura.

Resolver los problemas de suministro de materias primas será clave para impulsar la escalabilidad, una mayor competencia y una mayor innovación tecnológica en toda la cadena de suministro.

Otro problema es el reciclado. Un ejemplo de ello es que la capacidad de reciclado en EE.UU. tendría que aumentar al menos 50% respecto a la actual para cumplir los compromisos anunciados por parte de las empresas que operan en EE.UU., según un estudio realizado en 2021 por el American Institute for Packaging and the Environment.

Según S&P Global, este problema no es específico de Estados Unidos: Los precios mundiales del plástico reciclado siguieron una fuerte tendencia al alza a lo largo de 2021, como resultado de la creciente demanda, la aguda escasez de suministro y las interrupciones del transporte marítimo que han cortado fuentes vitales de suministro, como el sudeste asiático de los centros de demanda de Europa y EE.UU.

Bioplásticos

La materia prima petroquímica clave para la producción de bioplásticos es la bionafta, que puede utilizarse como sustituto directo de la nafta de origen fósil.

El suministro actual de bionafta en Europa se estima entre 150.000 y 250.000 toneladas anuales, con expectativas de duplicar o incluso superar el millón de toneladas anuales en los próximos años, según el Instituto NOVA. Incluso en el escenario más optimista, la oferta de bionafta no cubriría las expectativas de crecimiento de la demanda.

Petroquimica
Productores de bionafta y consumidores en Europa

Como resultado, la bionafta suele tener un precio muy superior al de sus alternativas fósiles, que puede ser entre el doble y el triple del precio de la nafta de referencia Platts CIF NWE.

Petroquimica
Los precios de la bionafta tienen una prima pronunciada comparada con la nafta fósil

Para S&P Global, los mercados petroquímicos van a tener que atraer esta materia prima sostenible clave frente a una gran competencia, de la industria alimentaria y de los combustibles, si se quiere ampliar y suministrar cantidades suficientes de biopolímeros.

Disminución de emisiones

Varios productores petroquímicos están intensificando sus esfuerzos de reducción de carbono en sectores como el del metanol, las olefinas y los polímeros, incluido el PET (polyethylene terephthalate). Las soluciones incluyen el uso de energía renovable, el aumento de la bioproducción, la tecnología de captura, utilización y almacenamiento de carbono, y el cambio de materias primas basadas en combustibles fósiles a alternativas con menos carbono, como el hidrógeno.

Por otra parte, el informe de S&P Global señala que los resultados obtenidos hasta ahora están muy lejos de la meta. Entre las soluciones, se encuentran:

  • Se necesitarán marcos políticos más coherentes, sobre todo en los centros petroquímicos emergentes, para reducir los obstáculos a la inversión en estas nuevas tecnologías.
  • Será necesario que la industria se esfuerce por normalizar la forma de medir y reducir la intensidad de carbono de determinados productos petroquímicos, o de compensarla en los mercados de créditos de carbono.
  • Una mayor estandarización y liquidez impulsaría la competencia y la innovación tecnológica, y facilitaría la formación de precios y puntos de referencia que, en última instancia, determinarían la dirección y el ritmo del cambio a través de la transición energética.

Para la firma de investigación financiera, hay múltiples rutas hacia un futuro más verde para los productos petroquímicos y será necesario explorarlas simultáneamente para que la industria sea realmente verde.

«Para llegar a la etapa en la que una botella de plástico, por ejemplo, esté hecha en parte de contenido reciclado, en parte de contenido biológico y en parte de material certificado de bajo carbono, todos estos mercados requerirán esfuerzos para impulsar la mercantilización a escala global», señala el informe.

Si deseas acceder al informe de investigación de S&P Global, haz clic aquí

Publicaciones Similares